Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El trastorno de angustia (pánico) y la agorafobia son problemas graves y relativamente frecuentes, que ocasionan un alto desequilibrio emocional y deterioro en todas las facetas de la vida.

Este problema trata de ciertas situaciones sociales (uso del transporte público, estar en espacios abiertos, estar en sitios cerrados, hacer cola o estar en medio de una multitud, estar fuera de casa solo) que el individuo intenta evitar o pedir ayuda porque le provocan un alto grado de miedo o ansiedad.

Aquí generalmente la persona hace una interpretación catastrofista de sus sensaciones corporales, lo que le lleva al ataque de pánico (palpitaciones, sudoración, mareos, temblores, dificultad para respirar…).

Nuestro método

En PSICOCALM te ayudamos con la intervención terapéutica adecuada, y al igual que en las fobias, de forma paralela a las herramientas cognitivos conductuales concretas, se aplica también la Terapia Breve Centrada en Soluciones para ganar en eficacia y en tiempo.